Una decoración, una obra de arte propia de un museo

by

Cuando hablamos de enclaves únicos, singulares y mágicos… nunca se nos ocurriría pensar en un museo, pero la creatividad de La Reina Oca no tiene límites. Ana Oca y su equipo no dejan de sorprendernos y han decorado espectacularmente los jardines del Museo del Traje de Madrid.

La protagonista de la decoración fue la orquídea Vanda, se escogió esta flor en específico por ser muy actual, moderna y con una coloración preciosa, posee un azul intenso increíble, que recuerda al mar. Una decoración minimalista, original, basada en la belleza de la tonalidad de las orquídeas y sus elegantes formas, así como su combinación con detalles frutales. Recordar siempre que menos es más!!!.

Que mejor elección que un cítrico, su frescura y su color intenso y ese positivismo y juventud que transmite, es perfecto para la decoración de una boda celebrada en pleno mes de Junio. Estas dos intensas tonalidades fueron matizadas con tulipanes amarillos sumergidos en gelatina azul, evocando al agua cristalina del mar.

Se celebró una ceremonia donde tuvieron lugar unas lecturas sin valor legal, a pesar de no tener carácter oficial,  poseen un gran valor sentimental, es sin duda uno de los momentos más emotivos de toda la celebración y por ello la novia deseaba que la decoración fuera muy impactante, singular y moderna y sobre todo que contrastara con el verde de los jardines.

El equipo de La Reina Oca ideó cuatro estructuras arbóreas naturales muy especiales. Estaban apoyadas sobre columnas blancas, el color por excelencia de una boda, que realzaban y potenciaban el color de la orquídea Vanda, estos singulares arboles tenían enterradas sus raíces entre cítricos, sumergidos en un degradé de gelatina. Una sensación preciosa porque emulaba los diferentes colores del agua del mar que posee según la profundidad, igualmente se iban intensificando.

Un auténtico espectáculo de arboles en cuya copa brotaban orquídeas, la flor estrella de la decoración, cuyo tallo estaba sumergido en originales probetas, un detalle muy original que aseguraba el mayor grado de frescura, ya que la boda se celebró el día de San Juan en honor del novio.

Para culminar esta magnífica decoración, en la zona del cóctel se colocó un bodegón donde se integró un original sitting donde el amarillo de los tulipanes y limones, fue el protagonista. Ésta decoración tan divertida, original y fresca, muy apropiada a las altas temperaturas de la capital encantó a todos los invitados.

0
Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.