Romántica, elegante y con un toque chic… así es la nueva colección de Beba’s Closet

by

“Francesca´s Angel” by Beba’s Closet nace en un momento de búsqueda. Belén Barbero toma como punto de partida la obra de Francesca Woodman para reflexionar e indagar sobre su propia esencia, la de sus piezas, y la fugacidad de las mismas. La dualidad ausencia/presencia en la obra de la fotógrafa americana se traduce en el binomio ocultar/mostrar tan presente en los diseños de la firma.

Con una mayor carga de sensualidad que en anteriores ocasiones, la colección se compone de siete piezas que reivindican una mirada femenina e íntima que toma conciencia de su cuerpo, busca su yo más íntimo y se debate entre la delicadeza y la fuerza inherentes al universo femenino y al imaginario de la diseñadora.

Belén Barbero siempre ha defendido que el concepto de identidad es central en el universo nupcial, siendo esto lo que otorga un aura especial a sus creaciones.

“La mujer en busca de su vestido de novia debe primero encontrarse a sí misma, para después decidir lo que desea mostrar, sugerir y ocultar, tanto física como emocionalmente. De este modo, a través de tejidos y materiales creamos el vestido que será al fin y al cabo un símbolo de su esencia y de sus sueños”. Belén Barbero

COLECCIÓN

La diseñadora articula esta colección cápsula en torno a tres elementos:

La luz y el brillo: A través de tules flocados con detalles en glitter, bordados en cristal, y detalles dorados en tejidos y aplicaciones, la colección transmite un aire de ensoñación e irrealidad y rodea de un aura íntima cada diseño.

Las transparencias y yuxtaposiciones juegan a mostrar/ocultar y provocan la ilusión de desvanecimiento de la propia figura, transmitiendo una sensualidad delicada que se aleja de lo obvio, para explorar el lado más íntimo del cuerpo de la mujer.

El cuerpo femenino: Las siluetas, en unos casos entalladas abrazan, y en otros, gracias al vuelo de sus faldas acarician el cuerpo de la mujer, provocando una sensación de libertad que busca reivindicar la belleza de los rasgos únicos de cada novia sin encorsetar, fluyendo a través del contacto con la piel y acompañando el movimiento en un baile de luces, transparencias y delicadeza.

CAMPAÑA:
La campaña se orquesta alrededor de la idea central de la colección: la búsqueda de la identidad y la evanescencia del propio yo.

El espejo nos invita a reflexionar sobre la mirada propia vs. la mirada del otro, las imágenes en movimiento se convierten en símbolo de fugacidad, y el velo permite jugar con los conceptos mostrar/ocultar o presencia/ausencia. Las luces y brillos crean una atmósfera irreal en la que resuena la figura del ángel de la obra de Francesca Woodman como elemento de transición entre dos mundos.

“Absence, the highest form of presence” James Joyce.

 


REFERENCIAS:

A Woman: A Mirror; A Woman is a Mirror for a Man
Francesca Woodman. Providence, Rhode Island, 1975.

“La fuerza de la obra de Francesca Woodman radica en el poder de lo evanescente. La consciencia de la fugacidad en una artista tan joven sorprende y genera un fuerte magnetismo hacia el desvanecimiento del ser. La melancolía, la delicadeza y la fuerza de su ingenio sobrevuela sus imágenes, y deriva del uso de sus sentimientos y aflicción de manera consciente y clara como elementos de su arte.


Su obra se ha quedado congelada en un tiempo indeterminado, en ese presente continuo que tanto buscaba capturar con la cámara, dominado por la dualidad entre ausencia – presencia. Un planteamiento desde lo más íntimo con el que Francesca Woodman consiguió crear una obra cargada de ambición, sofisticación y complejidad.”

Efraín Bernal, Galería Bernal Espacio.

“You cannot see me from where I look at myself.” Francesca Woodman.

Fotografía: Días de Vino y Rosas Maquillaje y peluquería: Regina Capdevila  Anillos: Tous Pendientes: My Collect Guantes: Varadé Sofá: Borgia Conti Sandalias Just Ene

3
Content Protected Using Blog Protector Plugin By: Make Money.